¿Se altera la sensibilidad tras realizar un aumento de pecho?

Created with Sketch.

¿Se altera la sensibilidad tras realizar un aumento de pecho?

Cuando nos planteamos someternos a una intervención de aumento de pecho comienzan a surgirnos dudas a cerca la recuperación y los posibles cambios que presentará nuestro pecho tras la cirugía.

Una de estas dudas frecuentes es si perderemos sensibilidad en el pezón tras la cirugía.

Actualmente, el factor fundamental relacionado con la alteración de la sensibilidad es el lugar donde se va a localizar la cicatriz para introducir la prótesis. Las vías más habituales utilizadas en el aumento mamario son la vía periareolar y vía de de abordaje por el surco submamario, otras menos utilizadas son lavía axilar o la periumbilical.

Es importante aclarar que, después de la cirugía, la sensibilidad esta alterada de forma temporal por la inflamación, debido a la propia intervención quirúrgica. Es frecuente, que tras la cirugía, esté algo adormecido el pecho sobre todo en su parte inferior. Pasadas las primeras cuatro o seis semanas, la sensibilidad comienza a recuperarse progresivamente y pueden experimentarse pinchazos. Son pequeñas sensaciones similares a corriente eléctrica o un aumento de la sensibilidad del pezón que se normaliza en las siguientes semanas.

Se ha observado que la disminución de la sensibilidad en la areola y el pezón es hasta tres veces mayor cuando se realiza un abordaje quirúrgico para colocar el implante a través de la areola que si la cicatriz se localiza en el surco submamario. Siempre hablando de aumento mamario simple (no elevación o reducción mamaria).

En nuestra técnica de aumento mamario elegimos el surco submamario como vía de colocación del implante (siempre que las características del paciente lo permitan) siendo uno de los motivos fundamentales la preservación de la sensibilidad. Esta localización de la cicatriz también disminuye el riesgo de contractura capsular y permite la preservación de la posibilidad de dar el pecho en un futuro embarazo.

 

No hay comentarios

Añade tu comentario