Sin cirugía

Created with Sketch.

Ácido hialurónico


Con la edad se produce una pérdida de volumen bajo la piel del rostro generando flacidez de los tejidos.

El Ácido Hialurónico se inyecta en las zonas donde se ha producido esa pérdida de volumen, justo de debajo de la piel, rellenando y dando firmeza a los tejidos y generando de nuevo una imagen luminosa y juvenil de la piel.

El Ácido Hialurónico es un material reabsorbible que dura alrededor de doce meses desapareciendo de forma progresiva, generando un efecto hidratante y antioxidante durante ese periodo de tiempo. Por otro lado, estimula la producción de colágeno de la propia piel haciendo que el efecto rejuvenecedor se prolongue más tiempo.

En la primera consulta le aconsejaremos cuál es el mejor tratamiento en su caso, para conseguir el efecto rejuvenecedor que busca para su rostro.

Nuestra prioridad es conseguir unos resultados estéticos duraderos y naturales priorizando siempre la seguridad del paciente. No solo es estética, es medicina y ante todo cuidamos de la salud.

Toxina Botulínica


El tratamiento con toxina botulínica es uno de los más demandados en el campo de la medicina estética. La toxina administrada por vía subcutánea paraliza los músculos que generan las arrugas de expresión.

Las zonas de la frente, el entrecejo y las patas de gallo son en las que la toxina consigue un mayor efecto rejuvenecedor del tercio superior facial haciendo que la mirada sea más juvenil.

El bloqueo prolongado de la musculatura permite que la piel recupere su uniformidad, haciendo desaparecer incluso las arrugas más marcadas en muchos de los casos.

El efecto de la toxina es temporal dura de ocho a doce meses.

Le recomendaremos la mejor técnica adecuada a su situación, objetivos y características individuales.